Un revitalizador título consiguió este miércoles la Universidad de Chile ante la U. de Concepción. Dando muestras de mejoría, los azules derrotaron por 2-1 al Campanil, se quedaron con su primera Supercopa de Chile y le dieron aire a un cuestionado Martín Lasarte. Sin brillar, el primer tiempo fue de lo mejor que se le ha visto a los universitarios en lo que va de temporada en términos de orden. Con buen juego asociado, el cuadro de Santiago dominó la pelota y mantuvo al Campanil la mayoría del tiempo en su mitad de cancha. Martín Lasarte se la jugó con Francisco Castro desde el arranque en ataque.
También con Leonardo Valencia en la mitad de la cancha y eso, al menos en los 45 minutos iniciales, dio resultado. Pancho, de todas formas, sigue sin afirmarse a cabalidad. La U llegó a la apertura de la cuenta a los nueve minutos y eso la tranquilizó. El gol de Cristián Suárez, quien comenzó la jugada en área propia y la acompañó hasta el final, envalentonó a un cuadro laico que hace rato se notaba falto de confianza. De todas formas, los del sur de Chile se las ingeniaron para inquietar la portería del equipo de Machete por medio del contragolpe rápido, pero se encontraron con un sólido Johnny Herrera, quien sigue demostrando que es el dueño indiscutido del arco estudiantil. Segundo round Los de Ronald Fuentes arrancaron con todo el segundo lapso y el elenco laico comenzó a mostrar las falencias defensivas y de engranaje que lo tienen a nueve puntos del líder Colo Colo en el Apertura. Poco a poco, el Campanil empezó a entrar al área rival sin mucha oposición. De hecho, a los 50 minutos Gabriel Vargas pudo lograr la igualdad pero su cabezazo se fue al travesaño luego de una mala salida de Superboy. A los 58' ingresó Patricio Rubio en los azules. El delantero volvió a jugar luego de semanas complicadas en las que incluso se rumoreó que no vería más acción mientras Lasarte fuera el DT. Eso quedó borrado de un plumazo y en paralelo el equipo se afirmó en la última línea. A los 77' Lasarte mandó a la cancha a Matías Rodríguez, uno que ha jugado poco en su regreso a la escuadra con la que lo ganó todo en su primera etapa. Cuatro minutos después el argentino respondió con el 2-0 tranquilizador luego de un zapatazo incontenible para Cristian Muñoz. La U. de Conce siguió luchando y llegó al descuento que había buscado por todos los medios con un penal inexistente que cobró Patricio Polic y que Fernando Manríquez transformó en gol a los 90'. Sólo para eso alcanzó. Así llegó el final del partido, el bálsamo para la U -y Machete-, en una temporada demasiado irregular. De paso, los azules se suman a Unión Española y O'Higgins como los primeros tres ganadores de la Supercopa de Chile. Fue, también, el segundo título del uruguayo desde que llegó al CDA y cinco años seguidos para los azules levantando títulos, un récord de la institución.



En lo personal soy muy tranquilo, pero mi trabajo lo asumo con mucha pasión”.
Profe Marcelo Tulbovitz.